Síguenos en Canal Youtube Tenemos1edad
Teléfono de atención al Paciente: 902 202 071
Bayer

Estilo de vida
Sigue disfrutando de la vida como hasta ahora

Vida saludable

Son diversos los estudios que demuestran que los pacientes que sufren de disfunción eréctil presentan otras enfermedades asociadas como problemas cardíacos, colesterol elevado, diabetes, etc. De hecho, la disfunción eréctil suele aparecer previa a problemas cardiovasculares por lo que se le llama síntoma centinela. Éste es una alteración, a veces la única que presenta el paciente, que nos indica que pueden existir problemas en el corazón, por lo que es preciso acudir al especialista a que valore la situación. Afortunadamente, se ha demostrado que llevar un estilo de vida saludable ayuda a reducir la posibilidad de sufrir disfunción eréctil1 y/o déficit de testosterona

Para alcanzar un estilo de vida más adecuado son varios los aspectos a tener en cuenta: la alimentación, la práctica regular de ejercicio físico, evitar el consumo de tabaco, alcohol y de otras drogas y reducir el nivel de estrés.

Consejos para mejorar la salud de los hombres y su vida sexual

Alimentación equilibrada

Se ha visto que la dieta mediterránea es la más saludable2 en grasas insaturadas y otros nutrientes beneficiosos. Estos aspectos ayudan a mantener un buen control del colesterol, la glucemia (o azúcar en sangre), la presión arterial y los triglicéridos entre otros. Las bases de esta alimentación son la variedad y el equilibrio por lo que se convierte en aconsejable para todo el mundo, independientemente de la edad y el sexo.

Para poder cumplir con ella en nuestro día a día debemos tener ciertos aspectos en cuenta:

  • Consumir tres piezas de fruta al día y verduras y hortalizas tanto en comida como en cena sería lo primero a tener en cuenta. Por lo que si comemos diariamente de menú, sería recomendable escoger la ensalada de primer plato y la fruta de postre.
  • Priorizar el consumo de pescado sobre el de carne y preferiblemente en cocciones que no aporten excesiva grasa: un pescado al horno con patatas sería una perfecta elección como segundo plato. Acompañando este menú con agua y una copita de vino tinto (única bebida con alcohol que es cardiosaludable) tenemos un menú sano, mediterráneo y sabroso.
  • Escoger siempre el aceite de oliva como principal fuente de grasa. Éste es rico en ácidos grasos monoinsaturados que son beneficiosos para nuestra salud cardiovascular y es tan aconsejable consumirlo en crudo como utilizarlo para cocinar.
  • Para poder cumplir con las recomendaciones diarias de verdura, fruta, lácteos, féculas y alimentos proteicos y para evitar picar entre horas alimentos poco aconsejables, es importante realizar cinco comidas al día.

El concepto es comer poco y seguido, no dejando pasar más de cuatro horas por ser rica en fibra, entre una comida y otra. Las mejores opciones entre horas serían la fruta, los lácteos desnatados o un mini bocadillo de jamón ibérico, por ejemplo.

El concepto es comer poco y seguido, no dejando pasar más de cuatro horas por ser rica en fibra, entre una comida y otra. Las mejores opciones entre horas serían la fruta, los lácteos desnatados o un mini bocadillo de jamón ibérico, por ejemplo.

Como llevar un a alimentación saludable para evitar enfermedades cardiovasculares

Actividad Física

El practicar ejercicio físico de manera regular es beneficioso por varias razones. La primera y quizás la más conocida, es por el hecho de que nos mantiene activos, consiguiendo que nuestros músculos y huesos estén fuertes. También ayuda a oxigenar nuestro organismo tanto a nivel físico como psíquico. Además se secretan endorfinas por lo que nos sentimos más contentos y menos estresados, descargamos tensiones y también mejora nuestro sistema cardiovascular, haciendo que el corazón y los vasos sanguíneos se vean reforzados. Hay diferentes maneras de mantenerse activos y escogeremos el ejercicio y la intensidad de éste según nuestros gustos y capacidades. Lo que no debemos olvidar es que andar está al alcance de todos. Lo más adecuado sería caminar a diario y realizar algún deporte un mínimo de dos o tres veces por semana.

Teniendo todos estos aspectos en cuenta no sólo mejoraremos nuestra salud cardiovascular, nuestro aspecto físico y nuestra actitud, sino que hará que se puedan controlar o evitar las comorbilidades –como la hipertensión, la diabetes, el colesterol alto y el sobrepeso- que pueden influir en la salud sexual.

1. Meldrum DR, et al. Lifestyle and metabolic approaches to maximizing erectile and vascular health. Nature, IJIR 2012 24, 61-68.
2. Esposito K, et al. Mediterranean diet improves erectile function in subjects with the metabolic syndrome. International Journal of Impotence Research (2006) 18, 405–410